FIN PREMATURO de la INFANCIA-ADOLESCENCIA

 

¿QUÉ ESTÁ PASANDO con el FIN PREMATURO de la INFANCIA?

Pues que los pobres niños están siendo atacados por los cuatro costados; pederastia, pornografía, desapariciones, tráfico de órganos, adopciones ilegales, violencia banalizada, tecnología incontrolable, drogas a pie de colegio, actividades con monitores indeseables, religiosos perversores, padres muy ocupados, alimentación deficiente, exceso de deberes…

¿¿¿Hay redes de pederastas con viciosos/perturbados/psicópatas o -sin alma- que se dedican a destrozarles la vida, el alma y el futuro???? – Me temo que todo apunta a que sí.

Hay de todo un poco, desde; “morbosos-curiosos” aislados, que se meten en páginas con porno infantil para buscar emociones; hay algunos a los que les meten en el lío desde el hackeo de su wifi; hay robots informáticos que se meten en tus ordenadores y te lo llenan de entradas, enlaces, almacenamiento secreto, etc… sin que te enteres, incluso por meses; hay altos directivos y “gente de bien” que visita esas páginas como ejercicio de sadismo secreto (y luego sus informáticos les pillan al limpiar el ordenador); hay redes de poder que ejercen el MAL como instrumento de fidelización de sus componentes y homenaje a quien controla esta realidad (el MAL)… me temo que mucho de esto es un… Sí; incluso… hay más variantes… que… ni soy capaz de imaginar.

Por más que no queramos creerlo, nos neguemos… las redes de poder siniestro utilizan la pederastia para “vengarse-castigar” a los que no les obedecen, incluso, podría ser, con falsas acusaciones y pruebas manipuladas. La policía hace un buen trabajo de limpieza, honesto y protector de la sociedad, lo que no excluye que pueda haber sectores policiales (las cloacas del sistema) que usan los registros y “hallazgos” de material pedófilo para cargarse a quien consideren oportuno y cuando mejor les venga.

Llegado el momento nadie está libre de sospecha, “cualquiera puede ser pedófilo”, eso se deduce de las crónicas televisivas de las redadas, y si te registran y encuentran archivos digitales, no hay forma de demostrar que te lo han colado alguno de ellos. Quedas proscrito para toda la vida, ya que un juez es incapaz de saber si los archivos eran tuyos o te los pusieron, te va a condenar –sí o sí- estupefacto por el horror de los contenidos.

Un simple registro de acceso a ciertas webs acabará con tu vida, hayas usado el ordenador tú, algún otro o un hacker… si has tenido accesos reales desde tu IP a erotismo-pornografía “clásica” (aunque fuese mera “investigación”), en segundo plano, sin tú enterarte, quién sabe qué pudieron hacer los programas maliciosos ocultos (malware).

En la pedofilia-pederastia supongo… que hay de todo, pero más que morbo sexual (sexualmente el cuerpo de un niño no tiene ningún interés) debe ser sadismo por -romper la inocencia de un niño-, -venganza- hacia la sociedad por lo que sea que cada cual la ejerza y generación de -dolor infinito y perpetuo- cómo alimento de baja densidad para la entidades que se alimentan de ello (este es el planeta del Miedo Constante-por algo será). Los que caen bajo su espada quedan marcados para siempre, pierden mucho más que la infancia-adolescencia.

Miles de niños han desaparecido de campos refugiados sirios… ¿a dónde han ido parar? Millares de niños desaparecen al año en multitud de países… ¿dónde van a parar? La respuesta, desdichadamente, podría ser; adopciones ilegales (pocas), tráfico de órganos (muuuuchos), alimento energético de entidades (hay quien asegura que bastantes), redes del MAL (el resto). No aparecen casi cadáveres, esto es un dato fundamental.

Los abusos y sospechas sobre la tutela de menores es un escándalo que aun está empezando a romper aguas, el colmo de los colmos, que los que se deberían encargar de proteger sean los destroza infancias, lo que se está empezando a airear parece ser solo la punta del iceberg.

La ultra violencia banalizada en cine, televisión, internet, videojuegos está mostrando como normal algo aberrante; ejercer violencia gratuita “normalizada” contra otro ser humano. Matar (virtualmente) es parte asimilada del ocio cotidiano, está hasta en los dibujos animados… ¿acaso soy el único que se da cuenta que matar a un semejante es una monstruosidad, que no debería formar parte promocionada del ocio? Los niños lo maman desde la tierna edad y de adolescentes se siguen alimentando de ello, incluso ejerciéndolo contra compañeros de clase, de juegos…

La tecnología incontrolada es la herramienta esencial que se está usando para formatear las mentes jóvenes, a la par que la pérdida de valores sociales y la falta de responsabilidad en los actos. La pornografía gratuita en internet es… infinita… ¿quién la coloca ahí?, millones de hombres y mujeres la protagonizan… ¿quién les paga a tantos? y si casi nadie paga… ¿de qué viven? ¿Por qué se consiente? Y todo ello… al alcance de un click, incluso fortuito, de toda la infancia y adolescencia… barbaridades, muchas de ellas, que pueden impactar a adultos… quedan a libre disposición de mentes frágiles, aun sin formar del todo. Se acabó la infancia con internet-porno al alcance de la tecla y con la vida -on line- más -likes- y millones de psicópatas (cuerpos y cerebros humanos sin alma).

​Cuando nosotros fuimos niños el porno llegaba de mano de algún amigo mayor “espabilado” y eran revistas en papel que pasaban de unos a otros, hasta que te la podías comprar tú, siempre pocas y escondidas en casa para que no te pillaran. El sexo era un mito a alcanzar de mayor, hasta que llegó y lo experimentaste hubo tiempo de ir madurando. Hoy desde el primer día que tienes móvil o pc, basta con poner “culo” y ya tienes todo a tu alcance y gratissssssssssss e infinitooooooooooo, llega a los chavales con el cerebro aun esponjado, así se les queda.

La sexualización a temprana edad ya es un hecho, adolescentes jugando al –Muelle- convirtiendo la sexualidad en juego de entretenimiento, sin emociones, sentimientos, ni tan siquiera erotismos o simple morbo. Niñas vestidas de mayores y bailando –perreo- jaleadas por sus propios parientes… todo colgado de youtube para la conquista de unas pocas visitas… vanagloria… vana-gloria, que es vana pero no tiene gloria.

Las drogas a pie de colegio es una última frontera de la desfachatez del MAL contra el futuro humano, no respetan –pretendidamente- ese límite, pues parece que van a por todas, lo extraño es que le resulte tan fácil, ni el sistema, ni los colegios, ni los padres parece que estén librando firmes esa batalla.

La confianza traicionada por monitores indeseables en actividades o la de religiosos perversores resulta la puntilla de la no-defensa de los niños, si ese riesgo sigue existiendo, si esa realidad se sigue manifestando, sencillamente… se acabó el futuro. No es posible el optimismo.

Otros asuntos a estas alturas del repaso resultan aparentemente menores, la alimentación deficiente, el exceso de deberes, la reducida atención de los padres muy ocupados… sin embargo son los ladrillos necesarios para reconstruir el presente de los más jóvenes y con ello el de la sociedad futura de la que seguiremos formando parte, salvo que muramos, eso sí, con la vergüenza a nuestras espaldas de no haber impedido toda esta basura…

Como conclusión final; esta es, no podía ser de otra manera… otra de las conspiraciones, pero es más compleja y la más cruel de todas, nos cuesta entenderla porque no podemos estar en esa mentalidad, que va más allá de lo humano. Esta conspiración va directamente contra el alma de los más inocentes. Un niño al que se le rompe el alma, o se la hace perder… es un instantáneo y futuro perpetuo nutriente del mal, incluso un lacayo cautivo del mismo, alguien con la mente disociada que podrá actuar aleatoriamente o al dictado de quien le controle… y será para mal de muchos…

Antiguamente la pubertad pasaba por falta de información, cierta ingenuidad y depender de padres/profesores para recibir datos y ser tutelados en la experiencia, ahora de eso se encarga el maestro google (discretamente teledirigido desde las sombras, conociendo los perfiles personalizados de cada cual se puede automatizar el acceso a datos convenientes, viralizar patrones de comportamiento y nuevos héroes).

Mucho me temo que esta realidad… solo será cambiada por una generación nueva que venga implementada “de serie” con condiciones más amplias. En teoría así tendría que estar ocurriendo, algo se atisba, niños pre-evolucionados (por el lado del bien) los cuales al paso de los años serán los que dirijan las riendas.

Los que controlan la realidad (el lado del mal) lo saben y luchan contra ello corroyendo los cimientos de la casi única esperanza del cambio a positivo. Lo hacen con todas las armas discretas; escolarización a corta edad, control educación, deberes excesivos, tecnologías que dan acceso a lo más bajo del ser humano, promoción de “adulted temprana”, síndromes inventados para medicar a los más -avanzados- (TDHA), ​​enfrentamiento agresivo a los padres y maestros (teléfonos del maltrato al menor-denuncia a tu padre)​, extensión de pederastia, Centros Tutelados de Menores dónde se le quitan los hijos a los padres y se les dirige a su perdición, los divorcios traumáticos, actuaciones vejatorias de religiosos y élites…

Pese a todo… se puede empezar a solucionar, haciéndonos conscientes de la dimensión alcanzada, eso sí, paremos el país de golpe, incluso el mundo, hagamos una raya, a un lado los que quieran solucionarlo ya, juntos, ahora y por la decencia presente y futura, a la otra… los consentidores y causantes de todo este gigantescooooo MAL. Limpiemos el Planeta o nos quedamos sin él.

Terrrrrrible es, y nuestro deber DESCONSPIRARLO públicamente.

Jaigarr 16

Comments ( 0 )

    Leave A Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    *
    Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.